Share
rotate background

El VIAJE en los tiempos de la realidad virtual

« L’endroit le plus sûr pour un bateau, c’est le port. Mais ce n’est pas por ça que le bateau a été créé… »

Anónimo.

 

El deseo de romper con la rutina de nuestro día a día, de conquistar parajes desconocidos y reconectar con nuestra esencia pionera, es innato al hombre. Sumergidos en un escenario de colores frescos, un idioma ajeno y costumbres sorprendentes, nosotros mismos nos sentimos rejuvenecidos, despiertos, presentes. Esa es la esencia del viaje: la experiencia renovada de uno mismo.

Actualmente esta experiencia está en peligro. Al igual que un “reality show”, los escenarios dispuestos por los operadores turísticos en los así llamados paraísos tropicales o los gentrificados barrios de los destinos de moda, tienen tanto parecido con la realidad como los miembros de “Supervivientes” con exploradores y los pobladores del “Love Island” con amantes.

La puesta en escena arquitectónica de los resorts se parece a una fábula de “Mil y una noches”. La misma “Hagia Sofia” o “La Sagrada Familia”, ahogadas en una marea de visitantes, se han convertido en espectáculos. Ya no se disfruta con la obra maestra arquitectónica. No se la puede percibir ni valorar en su justa medida, porque la experiencia de encontrarse con la esencia requiere de atención, precisa consciencia y concentración. Por lo tanto, es ajena a la horda y la masa.

 

Vista de la Sagrada Familia repleta de gente.

Vista de la terraza del Hotel AYRE Sagrada Familia en barcelona desde donde se ven las torres de la basílica.

 

El patio central del Hotel AYRE Sagrada Familia está compuesto siguiendo las relaciones matemáticas de la “Serie Fibonacci”, creada por el matemático del mismo nombre en la Italia renacentista. En ella se reflejan las pautas de crecimiento de elementos orgánicos, de un árbol o de un caracol, para citar dos ejemplos. No por azar Gaudí compuso las proporciones de la basílica siguiendo las relaciones de esta serie. El genio del Modernismo veía en la naturaleza su gran inspiración. Si Gaudí utilizaba los colores de las cuatro estaciones del año para el patio de la Pedrera, los arquitectos del Hotel AYRE se sirven de la tecnología LED para estrenar una sinfonía de colores en 4 millones de tonalidades distintas. Huyendo del pastiche y del simulacro, con medios contemporáneos, se recrea la obra de Gaudí como experiencia auténtica.

 

Pero, como otras veces, el hombre es capaz de inventarse a sí mismo, de superar obstáculos y reconectar con su esencia. En el sector turístico, están viendo la luz interesantes iniciativas que vuelven a reconvertir al turista accidental en viajero auténtico.

Aquí se ubica el mismo AirBnB, que se anuncia, no sin motivo, como acogida del extranjero en la casa del autóctono, acercándolo a las costumbres del lugar. Por otra parte, están naciendo hoteles de lujo concebidos como «refugios» para permitir al viajero reconectar con su alrededor, con sus orígenes y tradiciones. En este sentido, en el Amagiri Hotel in Canyon Point, el huésped que puede pagar 3.000$ la noche será sumergido en una naturaleza desértica. Asistiendo a rituales de los chamanes de las tribus autóctonas del lugar, se reconecta con su propria esencia, equilibrio y fuerzas ancestrales.

Al mismo tiempo, para no perder cuota de mercado en tiempos del «experience travel«, los hoteles tradicionales se promocionan vía medios sociales, ofreciendo la conexión con el hábitat local en forma de workcenters, city-biking con un guía local y comidas en sociedades culinarias.

 

 Amangiri hotel in Canyon Point, Southern Utah.

 

Hay para todos los bolsillos y gustos, para amantes de la Ópera y del Aire libre. Bien orquestado por agentes profesionales, empresarios capacitados, políticos visionarios, nos encontramos ante un potencial inmenso para revitalizar zonas urbanas y rurales en declive, creando realidades beneficiosas para residentes y visitantes.

 

Calistoga Motel Motor Lodge & Spa in Calistoga, USA. – Ganador del premio «Ahead Award 2018» en la categoría de mejor reconversión. El diseño se inspira en la nostalgia de los viajes por carretera estadounidenses, con interiores inspirados en el ocio analógico, temas atractivos para las nuevas generaciones de Millenials y Generación Z, que viven el viaje de una manera más lenta y cercana a las costumbres del lugar.

 

 

Share this articleShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Last modified: 28/06/2019 15:16:00

Add Comment

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *