Share
rotate background

Intención del Blog

Este blog pretende ser un espacio de interacción con nuestros clientes y con cualquier persona que haya llegado a nuestra página porque le interesa nuestra obra o nuestra visión sobre la arquitectura.

Nos gustaría que este lugar de reflexión se convirtiera en un espacio de intercambio, de donde salen ideas pero donde además se establece un diálogo con nuestros lectores, quienes aportan sus dudas, preguntas e intereses. Un espacio que pretende acercar nuestro trabajo al visitante y que se enriquece con las aportaciones de todos los que quieren ser participes de nuestro proyecto.

Además de manteneros al día sobre la actividad más reciente de nuestro despacho de arquitectura, este blog quiere contagiaros la vitalidad que nos aporta el privilegio de vivir en las costas mediterráneas, un lugar que irradia energía con su intensa luz azul y alimenta las raíces que sus habitantes plantan en esta tierra.

Nuestro equipo pretende investigar el único camino posible que puede seguir la arquitectura ahora y en el futuro: aportar los medios necesarios para conseguir una sociedad que funciona con menos recursos y manteniendo  la misma calidad de vida – una estrategia muy saludable para la gestión de la empresa dada la coyuntura económica actual-. Una sociedad que se construye con materiales ecológicos, cumpliendo todos los requisitos de habitabilidad pero por encima de todo, que es sostenible y permite al planeta seguir su camino ofreciendo a las generaciones futuras la misma riqueza que nos ha ofrecido a nosotros.

 

Share this articleShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Last modified: 29/06/2016 10:44:08

One Comment

  • ramon aymerich

    Uno de los atributos que caracteriza a las empresas catalanas es, salvo algunas excepciones, las dificultades que tienen para explicarse, para contar el mundo como lo ven y para reinvantarlo con sus aportaciones. No sé si es fruto del azar o el resultado de una tradición en la que la comunicación hacia el exterior ha sido a menudo despreciada. Conocí a Wortmann hará unos dos años. Y lo que más me ha sorprendido ha sido esa voluntad de explicarse, de reflexionar sobre la arquitectura y sobre el entorno. En este caso sobre dos ciudades que se envidian la una a la otra.

    Barcelona fue en su momento una ciudad de arquitectos -en palabras de un celebrado libro de Llàtzer Moix. Ya no lo es tanto… La crisis económica ha empujado a muchos profesionales a proyectar su obra hacia el exterior. Hoy hay más arquitectos barceloneses imaginando grandes proyectos en China que en el interior de su ciudad.

    Berlín, por contra, ha sido la ciudad reinventada en el momento oportuno: la capital deseada para un continente que todavía creía en su futuro. El barcelonés´que viaja a Berlín periódicamente se asombra de su transformación, de cómo el viejo solar de la plaza Potsdam ha cicatrizado y ha borrado el rastro del muro que la separó, de cómo se han rehabilitado algunos distritos del Este, su sentido moderno de la monumentalidad… Berlín siempre gusta a los barceloneses. Es una ciudad ordenada, limpia, bien organizada, culta y, sobre todo, fácil de entender para los negocios. Es todo lo contrario de lo que ellos piensan -pensamos- de Barcelona. Los barceloneses querrían una capital como Berlín, pero tienen -tenemos- otra cosa, caótica, abigarrada y con una administración enmarañada. En Berlín se admira a Barcelona por la imaginación, el color y por ese adejtivo -«mediterráneo»- tan valorado en lo relativo al buen vivir y a la calidad de vida. En Barcelona, muchas veces, nos cansamos de tanto color e improvisación y nos gustaría ser como la previsible y perfecta Berlín.

    Mientras no resolvamos esta contradicción, seguiremos atentos al blog de Wortmann, quizás aquí encontremos la respuesta! Felicitats!

Add Comment

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *